Sembrando vida: ¿ayuda a los productores de café mexicano?

Por Raúl Castro Lebrija

El programa Sembrando Vida es la principal apuesta del actual gobierno para abatir la pobreza en zonas rurales. Sin embargo, los críticos alertan que puede convertirse en una pesadilla para sectores como el del café y que puede terminar beneficiando a grandes multinacionales, como Nestlé.

sembrando vida

El programa Sembrando Vida es la principal estrategia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para abatir el rezago y la pobreza que existen en las zonas rurales e indígenas de México.

Su mecánica es simple: apoyar la siembra de árboles frutales y maderables en 19 entidades del país, para asegurar tanto la alimentación como un ingreso estable para las familias beneficiadas.

Sin embargo, existen algunas voces críticas del programa. Específicamente en el rubro del café, alertan que la iniciativa puede terminar beneficiando a grandes corporativos como la transnacional Nestlé.

La cuál terminaría asegurando el abasto de una de sus principales materias primas, el café robusta, para la planta de café instantáneo que planea abrir en el puerto de Veracruz.  

¿Cuáles son las características del programa Sembrando vida?

programa sembrando vida

Sembrando Vida es una iniciativa operada por la Secretaría del Bienestar del gobierno de México; es decir, la anterior Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

De acuerdo con la dependencia “México es un país rico en recursos naturales, biodiversidad y cultura. Esta riqueza se encuentra concentrada principalmente en las zonas naturales, ya que ahí se localiza la mayor cantidad de recursos forestales del país y reside gran parte de los pueblos originarios, quienes, mediante sus conocimientos y prácticas tradicionales, han sabido preservar los recursos que posee su entorno y que son parte de su patrimonio natural”. 

Paradójicamente, continúa la secretaría, las zonas más ricas en biodiversidad son también donde se registran los mayores índices de pobreza y de rezago. ¿Por qué?

Porque “no se han establecido programas institucionales que logren aumentar el bienestar de los hogares rurales y satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, a través de la autoproducción de alimentos, la comercialización de excedentes y la generación de empleo”.     

Frente a este panorama, el programa incentivaría a los sujetos agrarios a establecer “sistemas productivos agroforestales”.

Es decir, combinar la producción de los cultivos tradicionales con árboles frutales, maderables y con el Sistema de Milpa Intercalada entre Árboles Frutales (MIAF); es decir, sembrar los árboles señalados entre las plantaciones de maíz.

“Con ello —concluye la Secretaría del Bienestar— se contribuirá a generar empleos, se incentivará la autosuficiencia alimentaria, se mejorarán los ingresos de las y los pobladores y se recuperará la cobertura forestal de un millón de hectáreas en el país”.     

Si te interesa aprender más sobre el apasionante panorama del café, checa nuestro curso Introducción al mundo del café

Beneficiarios de Sembrando vida: ¿quiénes pueden participar en el programa? 

beneficiarios sembrando vida

De acuerdo con las reglas del programa, pueden participar sujetos agrarios mayores de edad que habiten en localidades rurales.

Se requiere que los participantes tengan ingresos inferiores a la línea del bienestar rural. Esto significa menos de $2,000 pesos mensuales.

También pueden participar los propietarios que cuenten con 2.5 hectáreas disponibles para trabajar en un proyecto agroforestal.

¿Qué apoyos incluye el programa?

Sembrando Vida incluye dos tipos de estímulos. Por principio, las personas inscritas recibirán un apoyo económico de $5,000 pesos mensuales.

Adicionalmente, recibirán asistencia técnica, así como apoyos en especie para la producción agro-forestal, como plantas, insumos y herramientas.

¿En qué entidades opera Sembrando vida?

En este programa participan, únicamente,los siguientes estados: Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán.  

Sin embargo, el programa ya ha sido exportado a otros países de Centroamérica. El gobierno mexicano ya anunció que aportará 30 millones de dólares a Guatemala para que lance su versión.

Te recomendamos nuestro artículo:
>>Café de Puebla: uno de los mejores de México<<

Sembrando vida 2019: los resultados del primer año

Sembrando vida 2019

En los primeros días de octubre de 2019, el presidente López Obrador presentó los resultados del primer año de operaciones del programa.

En una de sus conferencias de prensa matutinas, aseguró que se trata de “el mejor programa del mundo” en su tipo.

“Es el programa de creación de empleos más grande del país, posiblemente en la historia de México. Nunca, considero, en un año se había logrado contratar a 200,000 trabajadores en un programa. Y sin duda es el mejor programa en su género en el mundo”, declaró el miércoles 9 de octubre.

También anunció que, para 2020, Sembrando Vida contará con un presupuesto de $25,131 millones de pesos. Se espera, además, atender a 400,000 productores y alcanzar el millón de hectáreas cultivadas.

La otra cara de Sembrando vida

sembrando vida amlo

Pero, a pesar de los auto halagos, el programa Sembrando Vidas ha tenido, desde antes de su inauguración, voces críticas.

Específicamente, organizaciones de productores cafetaleros han advertido que el programa terminaría beneficiando a grandes corporativos como Nestlé y, peor aún, contribuirá a agravar la actual crisis mundial en los precios del aromático.

En diciembre de 2018, la empresa de origen suizo anunció su intención de establecer una planta de café soluble en el puerto de Veracruz, con una inversión de 154 millones de dólares en su primera etapa.

Nestlé pretendía que el gobierno de Veracruz otorgara los terrenos, organizara a los productores y —lo más importante— que subsidiara la producción nacional de café de la variedad robusta, con lo que dejaría de importar (se ahorraría) 1.8 millones de sacos de 60 kilos de café al año.

La variedad robusta, cabe recordar, es la más empleada en el café soluble por su alto contenido de cafeína, aunque es de menor calidad que la arábiga.

Da clic aquí para leer nuestro artículo sobre:
>>La historia del café<<

Críticas al programa

Fernndo Celis Calleja, asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC), uno de los organismos de productores más grandes de México, advierte varios riesgos para la cafeticultura nacional por el programa Sembrando Vida.

Por principio, alerta que el programa podría terminar subsidiando la producción de café robusta y desplazando la variedad arábiga, que es la que siembra la mayoría de los productores nacionales. 

La mayoría de estos productores vive en zonas indígenas de alta marginación y pobreza, que es justo lo que el programa propone combatir.

“Nosotros hicimos una protesta el 15 de enero en Xalapa, Veracruz. Ahí se acordó que no iba a haber subsidios a la plantación de café robusta de Nestlé, pero en Chiapas dijeron que sí se podía apoyar, si fuera bajo sombra. La Nestlé y funcionarios de Veracruz quieren que se agarre ese programa para meter robusta en varias partes del país”, comentó en entrevista. 

De ser así, la sobreproducción de café robusta, además, contribuiría a que los precios internacionales del cultivo se mantengan por debajo de los costos de producción, lo que en México ya provocó pérdidas por $6,000 millones de pesos en el ciclo agrícola 2018-2019.

Además, Celis Calleja considera que la verdadera intención del programa es reducir la migración de campesinos centroamericanos hacia Estados Unidos la cual se ha acentuado, precisamente, por la caída en los precios internacionales del café.

En síntesis, de acuerdo con una de las organizaciones de productores más grandes del país, Sembrando Vida puede convertirse en uno de los mayores obstáculos para el café mexicano.

Provocará que muchos productores nacionales se vean obligados a convertirse en proveedores de Nestlé para poder subsistir.

Además, el programa amenaza con extender la sobreproducción mundial de café robusta y agravar la actual crisis internacional en los precios del aromático.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *